jueves, 24 de abril de 2014

EL MENDIGO

Había un hombre muy pobre pidiendo monedas en la calle, entonces pasa un señor rico y decide darle algo.

Va a su casa, le trae una bolsa de basura y se la da riéndose. El hombre de la calle cruza la vereda, arranca unas flores del jardín y se las da al señor.

 Entonces el tipo le pregunta, pero... ¿Por qué me das flores si yo te di basura? Y él le contestó: Cada uno da lo que tiene en su corazón.

1 comentario:

  1. muchas veces un hombre pobre tiene riquezas en el corazón que vale mas que la fortuna de un hombre rico puede que este ultimo tenga mucha pobreza de corazón

    ResponderEliminar