lunes, 16 de junio de 2014

Efectos Negativos del uso del Microondas


¿Cómo funciona el microondas?

Sin dudas es uno de los inventos más modernos que existen, donde en pocos minutos nuestra comida está caliente o preparada. Los microondas son muy fáciles de usar, ahorran tiempo y energía, gastan menos electricidad que el gas usado en el horno.

Son una forma de energía electromagnética, que incluyen ondas ligeras, igual que las de la radio. Cada microondas tiene un magnetrón, un tubo donde se produce la radiación, de aproximadamente 2450 Mhz, que interactúa con las moléculas de la comida. Todas las ondas de energía en este electrodoméstico cambian la polaridad de positivo a negativo en cada uno de los ciclos, es decir, millones de veces por segundo. Esta fricción molecular produce calor, pero también, daña o destruye los aminoácidos, volviéndolos sustancias tóxicas para el organismo.

En los alimentos, el uso del microondas causa: la creación de sustancias cancerígenas por la transformación de sus moléculas; la reducción en la bio compatibilidad de sus nutrientes (minerales y vitaminas); una pérdida de entre el 60 y el 90% de la energía; la disminución de su valor proteico y la creación de radicales libres..

3 efectos nocivos del microondas

En primer lugar, el agua sobrecalentada, un fenómeno específico en este electrodoméstico. Cuando colocamos en el microondas un recipiente con agua para calentarla, puede alcanzar temperaturas de ebullición pero sin las tradicionales “burbujas”, por ello no siempre nos damos cuenta si el agua hirvió o no.
En ocasiones, el recipiente puede estallar por una ebullición instantánea al abrir la puerta y haber un cambio de temperatura. Esto causa quemaduras severas en las manos, el rostro, el cuello, etc. Es necesario tener cuidado cuando se calienta agua, ya sea para un té, un café, etc o un medio líquido como un caldo o leche.

En segundo término, la lixiviación: una preocupación entre algunos usuarios del microondas. Algunos contenedores calentados por este medio liberan sustancias químicas debido a la lixiviación del plástico. La ingesta de estas sustancias puede ser cancerígeno. Es preciso tener cuidado y prestar mucha atención a los recipientes que no son aptos para microondas y si no hay más remedio que usar este electrodoméstico para calentar, preferible pasarlo a un plato de vidrio o losa.

Y en tercer lugar, como se decía anteriormente, una alteración en los alimentos. Los microondas reducen los niveles de vitamina B 12, importante para la formación de las células y los glóbulos rojos, así como también destruye casi por completo los flavonoides, que son antiinflamatorios y ayudan a combatir el cáncer. Puede también matar las enzimas de la leche materna y destruir sus propiedades antibióticas.

Peligros de usar el microondas

Comer alimentos recalentados a diario o cocinados con el microondas causa daños permanentes a largo plazo debido a las transformaciones que sufren los nutrientes de la comida.

El cuerpo humano no tiene la capacidad de desdoblar las sustancias desconocidas, es decir, lo que se forma en el interior de los alimentos calentados en este electrodoméstico

La producción de hormonas (femeninas y masculinas) se altera o interrumpe

Las sales minerales de los vegetales se convierten en radiales libres, causantes del cáncer

El consumo de alimentos preparados en el microondas provoca el crecimiento de tumores cancerígenos en el estómago y el intestino (por ello son tan frecuentes los casos de cáncer de colon)

El consumo periódico de estos alimentos causa un aumento en las células cancerígenas en los tejidos

Debilita el sistema inumológico debido a las alteraciones causadas en el plasma sanguíneos y los ganglios linfático
Altera las funciones cognitivas del cerebro, lo que provoca pérdida de la memoria, inestabilidad emocional y falta de concentración.

Los nutrientes, minerales y vitaminas de la comida se reducen o alteran en el microondas, por ende, es “como si no los hubiéramos consumido”

Se destruyen hasta el 75% de los antioxidantes de los alimentos, las ondas electromagnéticas hacen vibrar las moléculas de agua generando una fricción de dentro hacia afuera, alterando la estructura química

Recuerda :

En nuestros tiempos usar este tipo de electrodomésticos es bastante común, sin embargo hay que tener en cuenta que sus efectos no serán inmediatos y tampoco provocarán daño en nuestro organismo si lo hacemos muy poco, una vez que otra. Como todo, cuando se usa o consume en exceso, es donde se generarán sus principales inconvenientes, por esta razón nuestra principal recomendación es optar por reducir poco a poco el uso de este electrodoméstico y simplemente usarlo cuando sea algo estrictamente necesario, para evitar inconvenientes futuros. Y tú ¿Prefieres calentar tus alimentos en la estufa o en el microondas?

1 comentario: