lunes, 7 de julio de 2014

Cómo es el niño de LEO

5- LEO


Regente: el Sol
Son brillantes como el Sol (su planeta regente) y, como a él, a estos chicos les gusta ser el centro de todas las miradas, son perseverantes, alegres y juguetones.
Tendrán la facilidad para sobresalir, siendo concientes de ello, les encanta llamar la atención y lo conseguirán por las buenas o por las malas.

Siempre querrá obtener un reconocimiento por sus actos y las críticas pueden llegar a herir su orgullo, hecho que puede provocar que actúe con más obstinación.

El carisma es uno de sus rasgos principales, y no dudará en sacarle provecho. Le atraerán los riesgos y desafíos, y el deporte será una buena manera de canalizar toda su energía. En el caso de las niñas se pueden mostrar bastante varoniles en las primeras etapas de su vida, pero poco a poco irá desapareciendo.

La adolescencia será una etapa turbulenta ya que se dejará llevar por los sentimientos y las pasiones. Disfrutará de muchos amigos y romances llevando las sensaciones al límite (tanto las buenas como las malas). 


Su sociabilidad le hará moverse hecho que requerirá mucha libertad. Habrá que estimularle para que tome decisiones y desarrolle así todo su potencial y fortaleza, consiguiendo los objetivos que se proponga.

El amor y el afecto son los caminos para llegar al corazón del niño leo, un corazón que en principio cuesta de dominar. Será la manera de abrir toda su ternura.

EDUCACIÓN:
Su fuerte carácter puede hacer que sea bastante dominante en sus círculos de amistades, por ese motivo hay que enseñarle que todo el mundo tiene derecho a una oportunidad y que no se debe ser tan mandón.
Las reprimendas y las críticas no se le harán en público puesto que no le gusta que le avergüencen delante de los demás, ya que desde bien pequeño mostrará un porte majestuoso y un gran sentido de la dignidad. La autoridad de los padres es esencial, cuanta más disciplina se le enseñe más respeto mostrará él, no se debe ceder a sus caprichos.
Su capacidad de liderazgo puede ser usada como un método de control, los maestros podrán encontrar en él un colaborador aunque también se puede manifestar su otro extremo y ser el revolucionario de clase.
Cada vez que su comportamiento sea bueno se le puede premiar con alabanzas y sobretodo mucho afecto y cariño.

2 comentarios: