lunes, 7 de julio de 2014

¿Qué se oculta en los billetes?



Esta es una buena razón para tener en cuenta el lavado frecuente de las manos, ya que con esta simple medida, podemos evitar muchos problemas de salud, puesto que al tocar un billete se pueden pegar a nuestras manos una cantidad de bacterias que luego pueden pasar a nuestro organismo si nos llevamos las manos a la boca o los ojos.

Según estudios realizados en Estados Unidos y en Colombia se ha podido demostrar que en los billetes se encuentran altas cantidades de bacterias causantes de infecciones, que además contienen microorganismos con capacidad de provocar patologías a las que el sistema inmune del cuerpo no puede repeler. También se pudo comprobar que, tanto en los billetes como en las monedas, se pueden albergar hasta siete tipos diferentes de bacterias.

Staphylococcus epidermidis

Esta bacteria puede causar infección en diferentes partes del cuerpo, algunos de sus síntomas pueden ser: fiebre, fatiga, dolor localizado, respiración y latidos del corazón rápidos, sudoración excesiva, entre otras más.

Bacillus

Algunas especies de Bacillus no presentan síntomas, pero existen algunas que resultan patógenas tanto para las personas como para los animales. Las diferentes cepas de esta bacteria provoca vómitos y diarreas luego de que transcurren entre cinco y diez horas de haber sido ingerida.

Streptococcus

Los Streptococcus son los responsables de muchas y graves enfermedades, entre ellas podemos destacar la meningitis, la neumonía bacteriana, la fascitis necrotizante, la faringitis, entre muchas otras. No obstante, hay ciertas especies de esta bacteria que no son patógenas.

Escherichia coli

Los síntomas que provoca el contagio con esta bacteria pueden ser un fuerte dolor de estómago, acompañado de diarrea, la cual en muchas ocasiones puede contener sangre; también se puede presentar vómitos, náuseas y fiebre de poca intensidad. Todos estos síntomas se presentan luego de tres, cuatro y hasta diez días de haberse contagiado.

¡Lava tus manos, no lo olvides!

Muchas de estas bacterias se encuentran en el entorno, por lo tanto resulta muy fácil llegar a tener un contagio. Estos microorganismos pueden llegar a nuestro organismo mediante un descuido, o simplemente por no tener la debida precaución de lavar las manos antes de consumir los alimentos. Recuerda que, aunque muchas de las bacterias a las que estamos expuestos pueden provocar una simple infección, existen otros casos en los que puede llegar a ser una grave gastroenteritis y en casos extremos la muerte.

Como es algo imposible decir que no podemos tocar el dinero y evitar el contacto con los diferentes tipos de bacterias que estos contienen, debemos —eso sí—, tener la precaución de lavar las manos muy bien luego de haber manipulado dinero, antes de comer o tocar alguna parte de nuestro cuerpo o alzar o acariciar al bebé. Estas sencillas prácticas pueden evitar graves problemas de salud.

Recuerda…

Las monedas pueden contener hasta 2.400 bacterias, algunas de ellas similares a las que se han encontrado en los billetes, sin embargo, en los billetes los microorganismos se van acumulando y aumentando cada vez que este pasa de mano en mano, ya que los microbios que pueda tener una persona con alguna enfermedad se pueden transmitir a las personas que reciben estos billetes contagiados.


No olvides que los billetes y las monedas son el medio más efectivo para la propagación de bacterias entre las personas de todo el mundo, por eso se recomienda cuidar de que los niños no manipulen los billetes, ni mucho menos las monedas. Evita tocar la boca, los ojos y en general cualquier parte del cuerpo después de tocar dinero, al hacerlo es necesario mantener una buena higiene de manos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario