jueves, 7 de agosto de 2014

COMO SE ENFADA ACUARIO


He aquí otro signo poco dado a enfadarse y a quien también le gusta tener el control sobre sus emociones.

Suele hacer casi siempre su mejor esfuerzo para llevarse bien con los demás. Sin embargo, un malentendido, una injusticia o un desprecio pueden enardecer su ira.

¿Qué hara? Gritará y ¡pum! dará un portazo al salir. Cosa que no quita que luego esté dándole vueltas en su cabeza a la situación durante un largo tiempo.

 Acuario controla sus emociones, está acostumbrado a debatir con gente que tiene ideas distintas y sabe cómo tratar a un variopinto grupo de seres humanos. Luego, verlo enfadado no es tan frecuente.

Y, cuando lo hace, tampoco es de esos signos que te hacen saltar los dientes de un puñetazo ni es de los que gritan hasta perder la voz.

Acuario, más que enfadarse como un energúmeno primitivo, sufre rabietas esporádicas y, cuando ocurren, en su repertorio encuentras gestos como, por ejemplo: dar portazos; soltarte una fresca y darse la media vuelta, incluso decirte algo cruel mientras se despide con una puñetera sonrisa. ¿Cómo se te queda el cuerpo?

Por si acaso, no te confíes. No en vano, acuario es el signo más impredecible del zodiaco. Basta con que tú digas una cosa, para que te demuestre lo contrario.

Pero hay algo que es bueno que tengas en cuenta. Ahí donde lo ves, tan despegado, acuario es muy sensible y no le gustan nada las broncas. Cuando se enfada, suele necesitar tiempo y espacio para enfriarse.

¿Como a cualquier persona? No, a veces un poco más. Esto también les ocurre a los otros signos fijos: tauro, leo y escorpio. Ellos, junto a acuario, tienen sus principios muy asentados. (Son cabezones, dicho claramente.) Y, cuando llega alguien a tocarle los “principios”, tardan un poco en disculpar el atrevimiento.

Por tanto, lo previsible es que acuario no te atienda al teléfono; no responda tu e-mail ni te reciba cuando vayas a aclarar las cosas en persona, hasta que no se le haya pasado el mal rato. Acuario sabe que, si lo hace, entonces sí podría perder los estribos y eso no le gusta.

Prefiere ser el propio acuario el que vuelva a aclarar lo que haya que aclarar cuando esté listo. Porque acuario siempre suele volver, a no ser que la ofensa haya sido de una enorme magnitud. En ese caso, olvídate. No tardará de tacharte de su vida irreversiblemente. Esto sí es seguro.

4 comentarios:

  1. Así exactamente soy yo, ni mas ni menos, gracias Pamela por compartir estas cosas tan interesantes con nosotros, Dios te bendiga siempre, saluditos desde Sinaloa México.

    ResponderEliminar
  2. Chuuuu me sentí observado

    ResponderEliminar
  3. Como q me sentí aludida...me describieron completamente...

    ResponderEliminar