miércoles, 29 de octubre de 2014

Cómo recuperar el control tras una ruptura


Comienza por aceptar que la relación se terminó: este es el primer paso para recuperar tu vida, cuando se acepta lo que sucede, empieza a doler menos. Si esa persona se fue, sin duda otra llegará.

Corta todo tipo de contacto: si se terminó olvida las llamadas, los mensajes, elimínalo del Facebook y todo contacto donde puedas obtener información de su vida, si sigues pendiente de lo que hace, no podrás retomar tu vida y seguirás cargando con la suya.

No luches por olvidar:  vive tu sufrimiento, no se trata de ir contra corriente en la vida, es algo que te duele si es real; ¿quieres llorar? hazlo, desahógate, no va a pasar nada, poco a poco el tiempo irá curando la herida y el sufrimiento desaparecerá.

No te aferres a vivir en el pasado: si algo tienes que hacer es enterrar lo doloroso y tormentoso que viviste; si llega alguien más en tu vida no vivas con el temor de que va a suceder lo mismo o trates de hacer lo que hacías con tu ex pareja, vive el momento y disfruta sin miedos, de lo contrario, volverás a fracasar en tu relación.

Busca a tus amigos: relacionarte con todos ellos y tus familiares te ayudará a superar más rápido este difícil momento, ya que ellos te inyectarán nuevas energías;  el tiempo pasará más rápido y te divertirás mucho, tendrás un momento agradable y verás que no es tan malo estar solo.

Practica deporte: Hacer ejercicio, además de dar mayor salud a tu organismo, ayudará a tu bienestar emocional; caminar, correr, pasear en bicicleta, cualquier actividad te relajará, despejará tu mente y tranquilizará tu vida.

Reinvéntate: Bien dicen que el ave renace de las cenizas y así tenemos que adoptar esta conducta los seres humanos; si te sientes en el suelo, haz que ese dolor se convierta en fortaleza y te ayude a reinventar tu vida, no hay nada que la voluntad no pueda superar.

Es cierto que estar acostumbrado a vivir en una relación de pareja da muchas satisfacciones a tu vida, pero todos debemos estar preparados para cuando el desenlace llegue, ya que nada en esta vida es eterno, toda pérdida duele, y mucho, pero los seres humanos tenemos la capacidad de seguir adelante; en tu interior existe una gran fortaleza que siempre te ayuda a seguir, no puedes permitir perder el control de tu vida, solo tú eres el arquitecto de tu destino y de ti depende con qué colores quieras pintar tu vida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario