domingo, 7 de diciembre de 2014

¿Te quieres casar? Estas son las 10 señales de que estás con el hombre indicado para hacerlo



 Una experta en terapia de pareja revela consejos sobre cómo puedes estar segura de que ese galán es el partido correcto para ti.
Lo amas y te parece que es la persona más maravillosa de este mundo. Te encanta su sonrisa y que te diga que piensa en ti. Pero esto no es suficiente para deducir que ese príncipe sea la pareja correcta con la que debes pasar los buenos tiempos, y los no tan buenos.

La doctora Tina Tessina, terapeuta de pareja y familia que colabora con el portal yourtango.com, nos recuerda que a la hora de analizar si ese chico es el prospecto ideal para el matrimonio, “con la emoción, las pistas más importantes pueden pasar por alto”. De ahí que compartiera lo que cataloga una lista de verificación de las señales que te ayudarán a evaluar tus probabilidades de éxito de una manera realista.

Ahora bien, la psicoterapeuta también recuerda que un hombre inteligente estará observando las mismas características en ti, por lo que para tener éxito en la relación debes poner de tu parte y mostrar las cualidades y consideraciones que deseas que manifiesten hacia ti.

1. Tiene un buen sentido del humor. La doctora aclara que el sentido del humor que se busca es el respetuoso y amable, que hace la vida más divertida y más fácil de sobrellevar los momentos difíciles. Si ese hombre puede robarte risas y levantar tu ánimo, su talento pudiera ayudar a manejar del mejor modo algunas dificultades en el futuro.

2. Se preocupa por lo que piensas. Pide y escucha tus opiniones, y toma en cuenta tus sentimientos. Es alguien que puede comunicarse y ser sincero sin dejar de lado la empatía, el cariño y el respeto a tu sentir.

3. También tiene su opinión. Un buen conversador no solo escucha tus palabras y responde, sino que también comparte ideas y opiniones. Puede estar en desacuerdo con tu parecer, pero sin ser irrespetuoso ni imponente.

4. Puede resolver las cosas contigo. Investigaciones recientes muestran que la cualidad más importante que determina si una relación puede tener éxito es lo bien que la pareja resuelve los problemas. Los desacuerdos en el noviazgo son una oportunidad para evaluar su reacción en cuanto a la dinámica de trabajar asuntos juntos.

5. Te acepta como eres. Todos somos de planetas diferentes. Tú y tu pareja son seres únicos, especiales e individuales y tienen que ser capaz de entenderse el uno al otro y aceptar que cada uno percibe las cosas de manera muy diferente. Ahora bien, el éxito estriba en lograr estar en desacuerdo en una dinámica de armonía, sin sentirse amenazado o con una actitud a la defensiva.

6. Se envuelve en dinámicas más allá de del trabajo. Si bien es importante contar con un momento de relajación y tiempo para meditar o pensar, una vida que incluye un buen empleo, pasatiempos o deportes, servicio comunitario y actividades familiares y con los amigos indica que se trata de alguien centrado y capaz de relacionarse.

7. Le gusta aprender. Para nada piensa que se lo sabe todo. Se siente motivado a conocer sobre lo que le rodea. Además de la educación académica, le agrada la idea de viajar y aprender de experiencias de la vida. Una persona que no está interesada en crecer intelectualmente no puede ser capaz de mantener una buena relación de pareja a largo plazo.

8. Tiene un balance perfecto entre modestia, humildad y ego. Observa su carácter y personalidad, si es alguien que puede mantener el éxito y el fracaso en perspectiva, admitir defectos personales, y elevarse por encima de las decepciones y pérdidas.

9. Es emocionalmente maduro. Si bien es divertido y encantador revelar una actitud un tanto infantil cuando se está en dinámicas relajadas, hay que ser conscientes de comportarse como un adulto siempre que corresponda, incluyendo ser un apoyo y tener control en circunstancias complejas o difíciles.

10. Tiene historias sanas sobre sus relaciones previas. Observa si ha aprendido de los problemas vividos con antiguas parejas, de sus propias debilidades y deficiencias, y ha crecido como consecuencia de los reveses. Si está dispuesto a hablar abiertamente de sus relaciones pasadas y puede explicar lo que salió mal y cómo él o ella están aprendiendo a corregir los problemas, su actitud puede ser una ventaja.



No hay comentarios:

Publicar un comentario